Tu ayuda es mi oportunidad

Tu ayuda es mi oportunidad

Salir a celebrar los triunfos de tu equipo pueden alegrarte el día, la semana, el mes o incluso el año, pero también pueden cambiarte una vida tal y como me sucedió a mí.

Todos hemos salido a celebrar los triunfos de nuestro equipo, los aficionados de los grandes equipos títulos, los de los pequeños permanencias y ascensos. Ese último caso es el mio. Todos los que visitáis esta página así que tampoco voy a repetirme mucho solamente decir que aquel 22 de abril me cambió la vida. Con 20 años yo era una chico muy activo: salía, entraba, iba al gimnasio, jugaba al fútbol… Imaginaos lo que es perder todo de golpe. Por mucho que os intentéis poner en mi lugar solo se lo imagina una persona a la que desgraciadamente le haya pasado lo mismo.

Pasar de correr la banda a estar en una cama no es fácil, ni tan siquiera es complicado, es prácticamente misión imposible. Asimilar con 20 años que nunca más volverás a andar, correr, saltar y como es mi caso incluso no volver a mover los dedos o no poder levantarte solo es una de las cosas más difíciles que una persona puede afrontar. Aún así los que me conocen desde antes del accidente o los que me han ido conociendo después saben que nunca he perdido la sonrisa ni las ganas de luchar.

Uno de mis métodos de escape y apoyo ha sido el fútbol, no podía ser de otra manera. Seguir viendo fútbol me ha levantado el ánimo. Seguir al Real Valladolid y al Cacereño me ha dado fuerza. Todos sabemos lo que es sentir a un equipo, en mi caso dos. Mucha gente me preguntaba si no había cogido tirria y manía al fútbol y más concretamente al Pucela, mi respuesta siempre ha sido la misma: “No”.

Tras más de siete años se me ha abierto una nueva esperanza, una oportunidad que obviamente no puedo dejar escapar. Ya llevo varios meses tanto la “tabarra” por las redes sociales con el tema y con la campaña Ayúdame a andar, pero realmente necesito vuestra ayuda, vuestra pequeña aportación.

Sé que son tiempos de crisis y cuando lance esta campaña lo hice confiando en que la gente reaccionara y se solidarizara, y muchos lo han hecho y estoy gratamente agradecido a todos y a cada uno de ellos desde el que ha aportado un euro al que ha aportado una cantidad mayor, pero aún estoy lejos del objetivo.

La idea es involucrar al mayor número posible de personas. Imaginaos si 6.000 personas pusieron 10 €, mi oportunidad se haría real. Una oportunidad para poder valerme por mí mismo, poder levantarme yo solo, poder viajar sin depender de nadie y ya no hablemos de la sensación que puede ser volver a ponerse de pie. En las redes sociales -Twitter, Facebook, Whatsapp…- hay más de esas 6.000 personas, hay millones.

No consiste en que una persona dé 1.000 € sino en que muchas hagan pequeñas aportaciones como el ejemplo de las 6.000 personas que he puesto anteriormente. Os vuelvo a pedir ayuda para dar otro empuje. Os vuelvo a pedir que  colaboréis. Por favor, ayudadme a tener esa oportunidad, prometo dar todo lo que tengo dentro de mí, prometo aprovecharla. AYÚDAME A ANDAR.

Puedes ayudarme a conseguir mi objetivo aportando una donación de las siguientes formas:

A través la plataforma leetchi:
1333485-1cb58f

 

 

 

 

O también por transferencia bancaria: BANCO SANTANDER  ES61 0030 – 5033 – 11 – 0001190271

Para transferencias fuera de España añadir el BIC BSCHESMM

Otra opción es mediante PayPal a la dirección ayudameaandar@gmail.com.

Deja un comentario